Mejorar los resultados de la empresa enfocandonos a procesos de negocio

 

Las empresas se preocupan por cuidar sus “números”, sus resultados, aspectos como los días cartera, el crecimiento en ventas, la eficiencia, son tradicionalmente lo que una buena gerencia debe cuidar, que sería de un gerente de cobranza que no mantiene bien administrada las cuentas por cobrar y en control los días cartera, no sería un buen gerente o director comercial si no logra buenos números en las ventas, si estas no crecen continuamente y abre nuevos mercados con nuevos productos, etc.

Cuantas veces hemos escuchado cosas como “Necesitamos incrementar las ventas si queremos mejorar la situación de la empresa”, “recortar costos es la única forma en que la empresa sobreviva”. Este tipo de argumentos habla del foco en los datos de las empresas.

Sin embargo, la empresa NO son los datos, la empresa no son el volumen de ventas o los días cartera y querer modificar estos datos a fuerza bruta es muy costoso y normalmente poco eficiente y si logran resultados es muy difícil que estos sean permanentes.

Entonces como mejorar mis resultados?

Enfocándonos en lo que si es la empresa, LOS PROCESOS (Serie de actividades con un objetivo), una empresa es un conjunto de procesos que determinan todo lo que es y lo que hace la empresa, los datos son solo los atributos de estos procesos en un momento dado, si queremos cambiar esos atributos o “números”, cuestiones como las ventas o los días cartera de forma permanente, necesitamos cambiar los procesos, cambiar las actividades que los forman, quitar algunas, cambiar los recursos, asegurar que se ejecuten de manera eficiente y efectiva.

Cambiar el proceso es la única forma de cambiar un negocio de forma efectiva a mediano y largo plazo, entonces, si la dirección y gerencia de la empresa deben estar enfocadas en lograr los resultados a corto, mediano y largo plazo de la empresa necesita poner como primer prioridad los procesos que forman el negocio.

Es crítico que se revise la situación de los procesos y se optimicen estos, de forma que tengamos procesos eficientes que nos ayuden a tener empresas que logren los resultados continuamente.

Es indispensable además que establezcamos mecanismos para monitorear continuamente nuestros procesos y detectar variaciones en los mismos de forma que solo cambien si es un cambio enfocado en la mejora del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*